Desarrollo de nuestras clases

¿Cómo se desarrollan cada una de nuestras sesiones de trabajo?

Dicen que un niño ordenado es un niño feliz, y esa es una de las razones por las cuales cada una de nuestras sesiones tiene una estructura lógica y estudiada para conseguir los mejores resultados.

  •  Daremos prioridad a la audición, pues es el momento en que los alumnos están más receptivos y atentos. Se aprovecha este momento para las actividades de mayor concentración, facultad que se va desarrollando junto con la evolución psicológica del alumno.
  •  El ritmo implica una mayor actividad, comenzamos a movilizar la parte física de nuestro cuerpo. Ello requiere atención y poco a poco, según las características de cada alumno, mayor exigencia y precisión.
  •  Las canciones son el centro de la clase, en importancia y en tiempo, por contener todo lo anterior: melodía, ritmo, armonía, y además un texto, una historia. Las canciones están organizadas por objetivos pedagógicos. Cada canción tiene así un sentido además del mero placer por cantar que por supuesto está incluido entre ellos.
  • La creatividad es un apartado fundamental, necesario no sólo en la clase de música, sino en la vida misma.
  •  Terminaremos la sesión con el trabajo de movimiento corporal, pues requiere más esfuerzo físico y menos concentración mental, sin perder por ello la atención y la escucha musical. Con ello y a través de movimientos naturales de los niños asociados a la música, improvisada o grabada, desarrollamos el sentido del tempo, del carácter, además de acercar a los niños a la música de los grandes maestros, lo que hará nacer en ellos un sentido crítico muy evolucionado.

 

Demos

Color Skin

Header Style

Layout

Wide
Boxed